Protección en lagos y en el mar

El 11 % de los niños se ahogan en aguas abiertas. Los adolescentes de 15 a 19 años tienen más probabilidades de morir ahogados mientras juegan o nadan en ríos, lagos o mares o en un accidente náutico. Las aguas abiertas puede ser seguras cuando se trata de áreas oficialmente designadas para nadar o recrearse o cuando cuentan con la supervisión de un guardavidas.

Consejos de seguridad

  • Use siempre chalecos salvavidas aprobados por el Servicio de Guardacostas.

  • Use un chaleco salvavidas ajustado de forma adecuada, que calce perfectamente y no se eleve sobre el mentón o las orejas, con todas las hebillas aseguradas y sin correas sueltas.

  • Nunca permita que los niños se sumerjan en masas naturales de agua.

  • Nunca permita a menores de 16 años conducir un bote o lancha acuática.

  • Nade solo en las áreas designadas.

  • Es importante que las familias tengan en cuenta los siguientes peligros ocultos:
    • visibilidad limitada.
    • profundidad, distancias y bajadas.
    • corrientes y mareas.
    • clima y diferencias estacionales.
    • temperatura del agua.
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software